viernes, 29 de agosto de 2014

Vive la France!

Título: Cap Breton 2014 - Autor: Gatopardo


Marina

Los carros de plata y cobre, 
Las proas de acero y de plata, 
Hieren la espuma, 
Agitan los tallos de las zarzas. 
Las corrientes del páramo, 
Y las huellas inmensas del reflujo, 
Corren circularmente hacia el este, 
Hacia los pilares del bosque, 
Hacia los postes del muelle, 
Cuyo ángulo castigan torbellinos de luz.


Arthur Rimbaud

viernes, 22 de agosto de 2014

¿Bailas?

Tango Autora: Isabel Muñoz


Soneto amoroso

A fugitivas sombras doy abrazos; 
en los sueños se cansa el alma mía; 
paso luchando a solas noche y día 
con un trasgo que traigo entre mis brazos. 

Cuando le quiero más ceñir con lazos, 
y viendo mi sudor, se me desvía, 
vuelvo con nueva fuerza a mi porfía, 
y temas con amor me hacen pedazos. 

Voyme a vengar en una imagen vana 
que no se aparta de los ojos míos; 
búrlame, y de burlarme corre ufana. 

Empiézola a seguir, fáltanme bríos; 
y como de alcanzarla tengo gana, 
hago correr tras ella el llanto en ríos.

Francisco de Quevedo


viernes, 15 de agosto de 2014

¿Viva la gente?

Titulo: Protozoos Autor: Chema Madoz


Borrachos permanentes, hemodiálicos en el Edén,
proxenetas con tacones, vedettes sin cabaret,
jubilados ocasionales, ejecutivas sin sostén,
abertzales multiorgásmicas, modelos en topless,
pastores de ovejas negras, acomodadoras del Rex,
fans de Jorge Negrete, oculistas de Rappel,
limpiabotas con levita, discípulos de Gasset,
tangueros del IMSERSO, banderilleros del Cordobés.

Cantautores sordomudos, coroneles de retén,
leguleyos del catastro, inmigrantes con papel,
yuppies sin cobertura, cardenales tras la fe,
funcionarios  en el "bisnes", travestidos al poder
efebos de calendario, especuladores del parné,
comecocos sin curare, japoneses con tupé,
latinos en su salsa, porretillas sin papel,
notarios en faralaes, gabachos con bidé.

Coleccionistas de virgos, equilibristas sin red,
cocainómanas de vigilia, bolleras con glassé,
ex-ministros justicieros, sicarios en habillé,
amantes contra natura, un colchonero siamés,
diabéticos a media jornada, novicias a contrapié,
monaguillos cuasi ateos, visionarios del ayer,
lumis de barra fija, "colocados" por el INEM,
traficantes de vanguardias, madridistas y culés.

Personal coachs de diseño, monjas en negligé,
eunucos amancebados, tertulianos de ETB,
cocineros anoréxicos, curas sin clergymen,
detenidos in fraganti, viudas a fin de mes,
abstemios con delirium tremens, ácratas sin querer,
marxistas redimidos, maricones del revés,
hare krishnas de gimnasio, seguratas de alquiler,
maderos anabolizados, trepas con piolet.

Cofrades de pasarela, astrólogas de Canal 3,
ugeteros sin pancarta, galeses en la melé,
psicólogos de perfil bajo, neofascistas y skinheads,
navajeros con fimosis, mademoiselle ¿voulez vou dancé?,
empresarios sin coartada, viejos rockeros demodé,
chaperos uniformados, bailarinas de claqué,
maderos postmodernos, gorrones de canapés,
ahorcados por la wi-fi, comadronas sin carné.

Brokers de guante blanco, carteristas con ataché,
exiliados a Vallecas, monárquicos en Lavapiés,
Borbones en el banquillo, modistos fashion al biés,
cornudos post mortem, perroflautas a tutiplén,
abanderados a media asta, piratas sin bajel,
pajilleras ambidiestras, matadores a volapié,
prestamistas sin despacho, tuiteros a granel,
gitanos predicadores, Triana sin Marifé.

Socialistas transfugados, 15emes con chalet,
apagafuegos sin manguera, aspirantes a gourmet,
astronautas pastilleros, misioneras en Benarés,
Miss "camiseta mojada", alopécicos con bisoñé,
republicanos en capilla, intelectuales de HB,
pregoneros de tres al cuarto, esnifas de rapé,
amnistiados al ostracismo, picapleitos sin bufé,
gimnastas aerostáticos, caciques en el pepé.

Toreros perfilados, mariachis de tourné,
legionarios sin su cabra, poetas al atardecer,
paralímpicos con complejos, francmasones logia privée,
cenicientas con resaca, gin & tonics con gelée,
mezzo-sopranos kamikazes, asiduas a la créme,
señorito venido a menos, bañistas en canalé,
touroperators de bocata, excursionistas de nivel,
pederastas con Te Deum, hiperrealistas en Cadaqués.

Carmelitas con camperas, dinosaurios de Teruel,
monosabios lujuriosos, pornostars con frigidez,
teresianas sin relicario, mayordomos con almirez,
pensionistas de cinco estrellas, traineras con TDT,
becarias chupando polos, los palmeros de Peret,
opositores a cátedra, consejeras con bedel,
latifundistas subvencionados, medallistas de oropel,
taxistas haciendo dedo, beatniks en el expréss.

Picadores tatuados, bohemios con internet,
ciclistas rezagados, simpatizantes de Le Pen,
ángeles con mucho sexo, correveidiles en corsé,
presidents poc honorables, hereus amb vuit coupés,
senadores bostezando, pedagogas con desdén,
comunistas bajo palio, nostálgicos de zetapé,
convergentes sin referéndum, butifarras al gratén,
peneuvistas txikiteando, sardinas frescué.

Decidme, decidme todos, ¿pero esto qué coño es?

Gatopardo


viernes, 8 de agosto de 2014

Contra la pared

Fotografía: Kenneth Josephson


Y a veces un sujeto se echa a llorar como un niño porque no puede evitar eyacular cuando se lo follan.

Las posibilidades son infinitas, como los senderos que se bifurcan en un grande y hermoso jardín.

Si todo placer es un alivio de tensiones, la droga suministra un alivio de todo proceso vital, al desconectar el hipotálamo, control de la libido y de la energía psíquica.

El uso de la morfina lleva a la dependencia metabólica de la morfina

La morfina proporciona a los individuos las características de los vegetales.

Cualquier producto que elimine el dolor, deprimirá la función sexual, inducirá euforia y creará adicción.

Es posible desear la cocaína de modo muy intenso pero no existe una necesidad metabólica del producto.

William Burroughs - El almuerzo desnudo (Frases)



viernes, 1 de agosto de 2014

Caridad

Autor: Pedro Luis Raota

A la salida del hipermercado, donde comprado friskis para los gatos y whisky para mí, la niña, la niña, la pequeña mendiga portuguesa, con su carita malvada y adorable, con una muesca de sangre del ojo derecho, como otro tatuaje. Gigi no está allí para retratarla.

- ¿Cómo te llamas?
- Lourdes.

(Siendo portuguesa, parecería más sensato que se llamase Fátima: seguramente me está engañando, y hace bien.)

- ¿Cuántos años tienes?
- Ocho.

(No creo que llegue a siete.)

Pone una mano pequeña, sucia y limosnera. Le digo que ponga las dos y le vuelco en ellas toda la carga de monedas que llevo conmigo: monedas de cinco duros, plata y oros falsos. La pequeña mendiga portuguesa, Lourdes/Fátima, me mira con un asombro oscuro y claro que aún no ha llegado a reticencia, después de la sorpresa. Me voy antes de que llegue.

Francisco Umbral - La belleza convulsa