viernes, 21 de marzo de 2014

Jazz I

Autor : Bob Willoughby

Cuántas noches aquí se hizo la noche 
un remanso de vasos y de música. 

Cuántas noches aquí la melodía 
jocunda de las voces
brotando como un magma incandescente 
entre ritmos antiguos y esa forma
que tiene siempre el jazz 
de abrirnos las esporas de la piel
a la secreta luz de las ciudades

Carlos Aganzo

13 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Poesía y jazz: magnífica combinación para el Día Mundial de la Poesía, que se celebra hoy.

Gatopardo dijo...

No conozco otra mejor, pan y sal aparte...
Por cierto, ni idea de la conmemoración.

Juan Nadie dijo...

Tranquilo, yo tampoco tenía ni idea, me encontré esta mañana la información por casualidad, como casi siempre. Eso y poner algo en Salvo el crepúsculo fue todo uno.

Gatopardo dijo...

Yo lo tenía programada hace más de un mes.
Por cierto dispongo ya de dos libros de Leroi James que habrá que prestar...

Gatopardo dijo...

Quise decir Leroi Jones o Amiri Baraka.

Juan Nadie dijo...

Se agradecerá como es debido. De Amiri Baraka hay algún post programado en "Salvo...", creo que para dentro de poco, quizá dentro de un par de post, no recuerdo muy bien, y por no mirarlo ahora...

carlos perrotti dijo...

Suelen ser sinónimos, jazz y poesía, como se ve en los versos de Aganzo...

A todos los jazzeros poetas y viceversa, entonces, que andan por ahí pero no ya entre nosotros, o sí, más que nunca en este día de poesía, que descansen en jazz.

Gatopardo dijo...

Que descansen.

marian dijo...

Eso es lo que hacen los poetas, embellecer la realidad, convirtiendo la carne de gallina en esporas de la piel.

marian dijo...

La música...el no va más.

Gatopardo dijo...

Apostar sobre Art Pepper y Hank Jones, es apostar sobre seguro.

marian dijo...

Te ponen las esporas a cien.

Gatopardo dijo...

Dos de los grandes.