viernes, 14 de marzo de 2014

¿Matrimonio?






La casada infiel


Y que yo me la llevé al río 
creyendo que era mozuela, 
pero tenía marido. 

Fue la noche de Santiago 
y casi por compromiso. 
Se apagaron los faroles 
y se encendieron los grillos.

En las últimas esquinas 
toqué sus pechos dormidos, 
y se me abrieron de pronto
como ramos de jacintos. 

El almidón de su enagua 
me sonaba en el oído, 
como una pieza de seda 
rasgada por diez cuchillos. 

Sin luz de plata en sus copas 
los árboles han crecido, 
y un horizonte de perros 
ladra muy lejos del río. 

Pasadas las zarzamoras, 
los juncos y los espinos, 
bajo su mata de pelo 
hice un hoyo sobre el limo. 

Yo me quité la corbata. 
Ella se quitó el vestido. 
Yo el cinturón con revólver. 
Ella sus cuatro corpiños. 

Ni nardos ni caracolas 
tienen el cutis tan fino, 
ni los cristales con luna 
relumbran con ese brillo. 

Sus muslos se me escapaban 
como peces sorprendidos, 
la mitad llenos de lumbre, 
la mitad llenos de frío. 

Aquella noche corrí 
el mejor de los caminos, 
montado en potra de nácar 
sin bridas y sin estribos. 

No quiero decir, por hombre, 
las cosas que ella me dijo. 
La luz del entendimiento 
me hace ser muy comedido. 

Sucia de besos y arena 
yo me la llevé del río. 
Con el aire se batían 
las espadas de los lirios. 

Me porté como quien soy. 
Como un gitano legítimo. 

Le regalé un costurero 
grande de raso pajizo, 
y no quise enamorarme 
porque teniendo marido 
me dijo que era mozuela 
cuando la llevaba al río. 

Federico García Lorca

17 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Leonard Cohen siempre casa bien con García Lorca, se conoce muy bien su obra.

Gatopardo dijo...

Según él mismo, se dedicó a la poesía gracias a Lorca.
Su propia hija se llama Lorca.

Juan Nadie dijo...

Lo de la hija no lo sabía, o si lo sabía se me olvidó, pero no me extraña.

Gatopardo dijo...

Tal cual.

marian dijo...

El poema es magnífico.
¿No sabía ella ir sola al río... que se la tuvo que llevar? Un hombretón el gitano.
Pero lista, lista, la mozuela... porque no estaba casada.

Gatopardo dijo...

Como era homosexual, no se enteró bien de que son las mujeres las que llevan a los hombretones al río...

marian dijo...

Aquí está la prueba de que se puede escribir magníficamente de lo que no se conoce ni se ha vivido, tan solo hace falta imaginación, pero tiene que ser como la de Lorca para que sea otro cantar.

marian dijo...

Los hombretones son unos fantasmas, lo que no quita para que algunas les gusten los fantasmas, que ocurre,

Gatopardo dijo...

Con demasiada frecuencia aún

marian dijo...

Estoy de acuerdo.

marian dijo...

Y mujeres (con demasiada frecuencia también) que esperan ser rescatadas (¿de qué?) por un príncipe azul montado en un caballo blanco.

Gatopardo dijo...

Es que los cuentos hacen estragos. Son portavoces de la monarquía...

carlos perrotti dijo...

¿Cómo es posible que Borges no haya considerado a este gigante de las letras? Siempre me lo he preguntado. Pero me queda claro que, como en su prosa sobre Budismo, dicho con todo respeto, Don Jorge Luis patinó.

Sobre Leonard Cohen: no me canso de respetarlo. Excelente post.

Gatopardo dijo...

Nadie es perfecto. ¿Antipatía, celos? A saber...

carlos perrotti dijo...

Antipatía, no creo, no se frecuentaron. Celos, tan inadmisibles como irrefrenables.

Gatopardo dijo...

Quizás no le gustase su estilo.

carlos perrotti dijo...

Puros celos, impuros por naturaleza. Si hasta llegó a decir que en un momento dejó de leerlo, de manera que no supo ya si mantuvo un estilo.