viernes, 5 de septiembre de 2014

Mon Dieu!

Bayonne 2014 - Autor: Gatopardo


Letanías de Satán



Oh tú, el Ángel más bello y asimismo el más sabio
Dios privado de suerte y ayuno de alabanzas,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Príncipe del exilio, a quien perjudicaron,
Y que, vencido, aún te alzas con más fuerza,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú, que todolos sabes, oh gran rey subterráneo,
Familiar curandero de la angustía del hombre,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú, que incluso al leproso y a los parias más bajos
Sólo por amor muestras el gusto del Edén,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Oh tú, que de la Muerte, tu vieja y firme amante,
Engendras la Esperanza - ¡esa adorable loca!

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú que das al proscrito esa altiva mirada
Que en torno del cadalso condena a un pueblo entero

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú sabes las guaridas donde en tierras lejanas
El celoso Dios guarda toda su pedrería,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú, cuyos claros ojos saben en qué arsenales
Amortajado el pueblo duerme de los metales,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú, cuya larga mano disimula el abismo
Al sonámbulo errante sobre los edificios,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú que, mágicamente, ablandas la osamenta
Del borracho caído al pie de los caballos,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú, que por consolar al débil ser que sufre
A mezclar nos enseñas azufre con salitre,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú que imprimes tu marca, ¡oh cómplice sutil!
En la frente del Creso vil e inmisericorde

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Tú, que en el corazón de las putas enciendes
El culto por las llagas y el amor a los trapos

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Báculo de exiliados, lámpara de inventores,
Confidente de ahorcados y de conspiradores,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Padre adoptivo de aquellos que, en su cólera,
Del paraíso terrestre arrojó Dios un día,

¡Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria!

Oración

Gloria y loor a ti, Satán, en las alturas
Del cielo donde reinas y en las profundidades
Del infierno en que sueñas, vencido y silencioso.
Haz que mi alma, bajo el Arbol de la Ciencia,
Cerca de ti repose, cuando, sobre tu frente,
Como una iglesia nueva sus ramajes se expandan.

Charles Baudelaire



28 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Este poema, que ahora suena a cachondeo, tuvo que ser en su tiempo la releche.

Magnífica fotografía del curilla.

"Knocking on Heaven's Door es una de las canciones-milagro del Dylan, muy bien traída.

Gatopardo dijo...

A cachondeo nos suena a nosotros. A los amigos Roucos, no lo tengo tan claro...
La canción, en mi opinión, es una de las mejores de la historia musical.
En cuanto a la foto, fue una casualidad.

Juan Nadie dijo...

Es que los amigos Roucos son de esas épocas, e incluso muy anteriores.

marian dijo...

Se ve que te gusta fotografiar monumentos.

marian dijo...

El infierno existe... pero en la Tierra.

marian dijo...

Hay un tema de Sabina "No puedo enamorarme de ti" que se parece (me parece) a este (maravilloso) tema de Dylan. Joaquín, capaz de haberlo aposta.

marian dijo...

(hecho)

carlos perrotti dijo...

Dylan termómetro (cualquier instrumento de medición), Baudelaire iluminado. En cuanto a la foto, "fue una intrincada causalidad", Gato.

Gatopardo dijo...

De momento, monumentos con faldas y a lo loco...

Gatopardo dijo...

Es una osadía inclasificable, añadir esa foto a un post con Baudelaire y Dylan, pero en fin...

marian dijo...

Para nada.

marian dijo...

Osadía es querer adueñarse del cielo y del infierno.

Juan Nadie dijo...

Sí, es cuando menos sorprendente. E impactante, relativamaente.

Es curioso: seguro que Baudelaire no se fijó, hombre (los tiempos son los tiempos - "o tempora., o mores") que cuando hizo este poema estaba haciendo el caldo gordo a lo que trataba de combatir.

Ahora lo tenemos más fácil. La mejor manera de combatir el absurdo es condeciéndole la importancia que tiene: ninguna.

marian dijo...

Buenas reflexiones las dos.

Gatopardo dijo...

El crepuscular está sembrao...

marian dijo...

Como sé que os encanta:
https://www.youtube.com/watch?v=1Up5IbdndPg

carlos perrotti dijo...

Muy bueno, Marian, pero no puedo entrar a ver tu post A LAS DIEZ EN CASA.

Juan Nadie dijo...

¿Pero qué te hemos hecho?

marian dijo...

¡¡¡Hola!!!

marian dijo...

Que me colé, Carlos, pensé que estaba en el blog que tengo de pruebas, y estaba en ese. Lo anulé porque estaba por terminar.

Gatopardo dijo...

Entre la Doris y la Belén...

Gatopardo dijo...

Entre la Doris y la Belén...

marian dijo...

Ana...

Juan Nadie dijo...

Si está bien, mujer, pero es que no soporto a Ana Manuel, lo siento. Y a Víctor Belén, menos.

marian dijo...

Es una canción buena, otra cosa es uqe os caiga gorda.

Gatopardo dijo...

Gorda, no es la palabra.

Juan Nadie dijo...

Si gorda no está, si pesa veinte kilos mojada, pero es que... ay!

marian dijo...

Del ay al ay por el ay...