viernes, 18 de julio de 2014

Inocencia

Autor : Sally Mann


La rosa enferma

Estás enferma, ¡oh rosa!
El gusano invisible,
que vuela, por la noche,
en el aullar del viento,

tu lecho descubrió 
a escarlata, 
y su amor sombrío y secreto 
consume tu vida.

William Blake


17 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Extraordinario post. Extraordinaria fotografía, extraodinario poema y extraordinario Waits, que no sé cómo puede tocar el piano con esas manos.

Gatopardo dijo...

Waits es un milagro en sí mismo. El resto es mérito de poeras y fotógrafos.
Cuánto les debemos...

carlos perrotti dijo...

Qué agregar? Tu ojo para verlo todo junto, Gato.

marian dijo...

Podía ser recuperable (la inocencia), ¿verdad?.

marian dijo...

No, mejor no.

Gatopardo dijo...

Hay veces que las cosas se relacionan por sí mismas.

Gatopardo dijo...

Dudo que las mujeres sean inocentes alguna vez.

marian dijo...

Las culpables de todos los males del mundo (desde el principio de los tiempos).

Gatopardo dijo...

Mejor que vosotras nadie...

marian dijo...

Le dijo la sartén al cazo...

marian dijo...

Por cierto, si te digo que la fotografía es de una mujer (Sally Mann), ¿me llamarás algo?.

marian dijo...

Ha sido una casualidad, eh, no la he buscado.

Gatopardo dijo...

Pues te lo agradezco.......listilla.

Gatopardo dijo...

Subsanado.

marian dijo...

Yo estaría encantada si alguien me lo dijera (por eso debo pensar que si lo hago nadie se va a molestar:), pues seguro que en cuestión de autorías yo he metido la pata un montón de veces.

Gatopardo dijo...

Además pueden surgir demandas de autoría...

marian dijo...

También también:)