martes, 23 de diciembre de 2014

¿Christmas?

Fotografía: Gian Paolo Tomasi

    Embriáguense

    Hay que estar ebrio siempre. Todo reside en eso: esta es la única cuestión. Para no sentir el horrible peso del tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra, hay que embriagarse sin descanso.

    Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. Pero embriáguense.

    Y si a veces, sobre las gradas de un palacio, sobre la verde hierba de una zanja, en la soledad huraña de su cuarto, la ebriedad ya atenuada o desaparecida ustedes se despiertan pregunten al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, pregúntenle qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán:

    "¡Es hora de embriagarse!"

    Para no ser los esclavos martirizados del tiempo,
    ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!
    De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.


    Charles Baudelaire

10 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Y pensar que ésta y otras "Fleurs du mal" fueron en su día un escándalo y una condena casi unánime.
Pregúntenles a los jovenzanos de hoy si se escandalizan de este texto y se partirán de risa.

Gatopardo dijo...

Ya les valía...

Juan Nadie dijo...

Y tuvo problemas. Lo juzgaron.

Gatopardo dijo...

Y gordos...

marian dijo...

Es que si no nos embriagásemos qué sería de nosotros.

marian dijo...

La foto es una "pavada", pero de chula que es.

carlos perrotti dijo...

Maldito... Pero al menos te da opciones.

Bien puesto The Legendary!

Gatopardo dijo...

Puro espíritu navideño, que tiene uno...

carlos perrotti dijo...

Ojalá sea contagioso!!!

Gatopardo dijo...

Cmo amigo, no te lo deseo.